Patrimonio gráfico en peligro de extinción

Las ciudades están sometidas a un proceso, aparentemente imparable, de pérdida de su identidad. Más allá de que se conserven monumentos o edificios singulares o de que se respeten determinados trazados urbanos, asistimos a la desaparición acelerada de muchos elementos que ayudaban a definir la esencia de las ciudades. Uno de ellos es el patrimonio gráfico, estrechamente vinculado a la existencia de negocios tradicionales y autóctonos que paulatinamente van desapareciendo.

La Región de Murcia no es ajena a este fenómeno. Poco a poco, van desapareciendo rótulos o letreros que formaban parte del imaginario colectivo de los vecinos, especialmente en las ciudades más pobladas. Esta pérdida ha venido ocasionada por el propio crecimiento urbano y por la multiplicación de cadenas comerciales foráneas, lo que se ha traducido en una homogeneización del paisaje urbano.

No obstante, en los últimos años se asiste al nacimiento de un todavía tímido movimiento que reivindica la conservación de este patrimonio gráfico urbano. El ejemplo más relevante es la Red ibérica en defensa del patrimonio gráfico, creada formalmente a comienzos de 2020 y que engloba a distintas iniciativas locales de protección, recuperación o rescate de la gráfica comercial autóctona.

Si bien la Región de Murcia no forma parte todavía de esta red, sí es posible detectar ya algún proyecto que persigue el mismo fin. Así, los hermanos Pedro y Pablo Martínez Valera pusieron en marcha el pasado verano una encomiable tarea de documentación del patrimonio gráfico de Murcia y de otros localidades de la Región.

“Al comprobar que en otras ciudades de España se estaban llevando a cabo labores de documentación del patrimonio gráfico y creyendo que aquí había un vacío en ese sentido, en verano empezamos a documentar los que teníamos más cerca y en ese trabajo estamos todavía”, señalan los miembros de este pequeño colectivo, en el que colabora también Nati Rodríguez.

Entre los tres mantienen Murcia Tipo, un perfil en Instagram dedicado a recopilar “rótulos, letreros y cartelería con solera de la Región de Murcia”. La iniciativa “empezó como algo local, pero tenemos intención de abarcar toda la Región poco a poco. Lamentablemente, desde que iniciamos el proyecto hace pocos meses, algunos de los primeros rótulos que fotografiamos ya han desaparecido, así que pedimos la ayuda de la gente que nos sigue para que documente por su zona con la esperanza de que la visibilidad evite su desaparición”, señalan los hermanos Martínez Valera.

El procedimiento para colaborar con Murcia Tipo es sencillo: etiquetar las imágenes que se suban a la red con el nombre de la cuenta, enviar las fotos por privado a los responsables del perfil o usar el hashtag #tipomur.

“No pretendemos que todos los rótulos y carteles que localizamos se queden donde están, porque es normal que los establecimientos se vayan renovando. De la misma manera, no todos tienen el mismo interés artístico, pero una parte de ellos sí creemos que se deberían conservar ya sea en su lugar de origen o en otro sitio. Creemos que dan a la ciudad un carácter y peculiaridad visual que es valioso y que se está perdiendo con la proliferación de grandes superficies y franquicias”, señalan los responsables de Murcia Tipo, quienes han mostrado su deseo de integrarse en breve en la red estatal para la salvaguarda del patrimonio gráfico a la que se alude a continuación en este reportaje.

Murcia Visual ha realizado una reinterpretación libre de un mural publicitario documentado por Murcia Tipo que, a pesar de su deterioro, todavía puede contemplarse en la avenida de Alicante.

Red ibérica para defender el patrimonio gráfico

Los proyectos locales de recuperación del patrimonio gráfico han tomado una nueva dimensión tras la fundación, en febrero de 2020, de la Red Ibérica en Defensa del Patrimonio Gráfico, cuyo objetivo es salvaguardar y proteger la gráfica comercial tradicional de las ciudades españolas.

“Desde hace unos años han surgido iniciativas en redes sociales que han ido documentando y preservando gráficamente el paisaje visual de las ciudades, ante una unificación comercial y urbana que hace que vayan desapareciendo comercios locales históricos y con ello la memoria e identidad de las calles”, se señala en el texto fundacional de la red”. “Estos proyectos en muchos casos han ido creciendo, ampliando su labor original de documentación online, llegando a hacer publicaciones y rescatar físicamente algunos rótulos y carteles comerciales antes de su desaparición”, explican.

“Los cambios económicos, sociales, demográficos y de costumbres, provocados o no, que han tenido lugar en estas últimas décadas han ido desembocando en un lento pero implacable cambio en la relación de la comunidad con su entorno, plasmado en nuestro caso en la aparición de nuevos modelos comerciales (franquicias, centros comerciales o compra online, entre otros), lo cual ha provocado el consiguiente abandono y cierre de miles de pequeños comercios enraizados en su comunidad. Esta realidad nos lleva a la progresiva e implacable desaparición de todo tipo de comercios históricos y emblemáticos, tanto de los cascos históricos como de los diferentes barrios. La personalidad y el paisaje urbano de las ciudades se empobrece y los barrios en muchos casos quedan arrasados, sin nada que recuerde unas formas y unos usos que en su día dieron vida y forma a esas comunidades”, señalan desde la Red Ibérica en Defensa del Patrimonio Gráfico.

La bola de oro (Murcia)

Un caso singular de posible desaparición de valiosos elementos de gráfica comercial en la ciudad de Murcia se puede encontrar en un edificio situado junto al mercado de Verónicas, que en estos momentos se encuentra en avanzado estado de rehabilitación para convertirlo en un inmueble que albergará pisos de lujo. Los locales a pie de calle de este edificio estaban ocupados hasta hace pocos años por La bola de oro, un negocio tradicional de venta de productos textiles.

En fácil apreciar a simple vista que los rótulos situados sobre los escaparates y la puerta de acceso del antiguo comercio no han sido sometidos a ningún tipo de protección durante el proceso de reforma del inmueble, lo que lleva a sospechar que sus días están contados. Se perdería, en ese caso, un valioso testimonio de las gráficas comerciales de antaño.

El patrimonio gráfico de Plastisol

La empresa de rótulos Plastisol, radicada en Murcia y fundada en 1966, ha tenido la afortunada idea de recopilar en su página web algunos de los trabajos llevados a cabo en su más de medio siglo de existencia. En esta galería de imágenes con sabor añejo se pueden recordar rótulos de comercios y entidades financieras que ya no existen, aunque en algunos casos (la empresa de fabricación de embragues de automoción Fraymon, entre ellos) los letreros han sobrevivido a la desaparición del negocio.

Lectura recomendada: Al rescate de nuestro patrimonio gráfico. Rótulos que hacen historias (Revista Mercurio)

Compartir

Somos una revista digital fundada en 2010 que ahora inicia una nueva etapa, con cambios en el diseño de la web y ordenación de los contenidos, pero el aliento fundacional sigue intacto: informar de la actividad creativa en la Región de Murcia en el ámbito visual.

Nuestro contacto: info@murciavisual.es