PhotoEspaña selecciona una serie de Marcial Guillén sobre la situación de inmigrantes en el confinamiento

Una serie sobre la situación de un grupo de inmigrantes irregulares durante el confinamiento del pasado año realizada por el fotoperiodista Marcial Guillén (Archena, 1971) podría exhibirse en la sección Descubrimientos de la próxima edición del festival internacional PhotoEspaña.

El proyecto de Marcial Guillén ha sido seleccionado a través de una convocatoria abierta para optar a mostrarse en una exposición individual en la próxima edición del acreditado festival con sede principal en Madrid.

El chalet. Confinados en la vieja normalidad es el título de la serie del creativo visual murciano. Fue realizada durante el confinamiento ocasionado por pandemia y que prolongó casi cien días.  “El confinamiento hizo visibles a los-sin-techo. Estas personas, que un día antes del confinamiento pasaban desapercibidas, camufladas entre el bullicio de la gente, de pronto eran las únicas que ocupaban las aceras. Seguían en el mismo lugar de siempre, en el portal de un edificio o de una entidad bancaria, no tenían donde confinarse”, explica el fotógrafo en el texto de presentación de su proyecto.

“Esa situación extraordinaria obligó a una cincuentena de inmigrantes irregulares que vagaban por las calles, sin alternativa habitacional, procedentes de varios países del centro y norte de África, a refugiarse en la estructura de hormigón de un edificio abandonado, a medio construir, ubicado en el barrio de San Pío X de Murcia, un vestigio de la burbuja inmobiliaria de 2008 en España, resultante de la crisis financiera mundial. El reloj se paró dos veces para ellos: esperaban con ansiedad poder regularizar su situación en España y, a la vez, como todos, recobrar su libertad de movimientos”.

El proyecto fotográfico de Marcial Guillén documenta la difícil situación que tuvo que superar este grupo de inmigrantes, constituido por personas de diferentes países, culturas y religiones, lo que “no les impidió trabajar de forma colectiva en el diseño interior de un espacio inhóspito y sin paredes. Utilizaron bloques de hormigón, cartones, telas, plásticos y otros utensilios domésticos recuperados de la basura para construir sus habitaciones, duchas, comedores y hasta zonas de oración improvisadas. Otros, simplemente tenían un colchón para dormir”, relata el fotógrafo.

“Este proyecto documenta las condiciones en las que vivieron estos inmigrantes ilegales durante la crisis sanitaria del Covid-19 y las confronta con dos problemas de nuestra sociedad contemporánea, esa vieja normalidad a la que ya estábamos acostumbrados: las migraciones económicas, impulsadas por la búsqueda de mejores condiciones de vida -que son aprovechadas perversamente por las mafias de personas-, y los escombros de la burbuja inmobiliaria de 2008, que transformó el paisaje urbano y rural y lo invadió con esqueletos de hormigón desperdigados por todo el territorio”, concluye el fotógrafo.

Marcial Guillén Martínez estudió el ciclo formativo de grado superior de imagen y sonido en el IES Ramón y Cajal de Murcia y comenzó a colaborar en Diario 16 en 1991. En 1993 ingresa en el diario La Opinión como contratado y en 2013 se vincula a la Agencia EFE, como fotógrafo autónomo en la delegación en la Región de Murcia. Ha publicado sus imágenes en las principales cabeceras nacionales (El País, El Mundo, ABC, El Periódico de Cataluña, La Vanguardia), en suplementos dominicales (El País Semanal, El Magazine) así como en otros medios internacionales (The Guardian, The Times, The Washington Post, The New York Times, Le Figaro). Es miembro fundador y directivo de la Asociación de Informadores Gráficos de la Región de Murcia.

Compartir

Somos una revista digital fundada en 2010 que ahora inicia una nueva etapa, con cambios en el diseño de la web y ordenación de los contenidos, pero el aliento fundacional sigue intacto: informar de la actividad creativa en la Región de Murcia en el ámbito visual.

Nuestro contacto: info@murciavisual.es