El creativo húngaro Zsolt Bátori muestra en Black Box su visión de la ciudad y la huerta de Murcia

La sala Black Box de la Universidad de Murcia acoge la exposición La huerta y la ciudad del creativo visual húngaro Zsolt Bátori, quien durante una estancia en Murcia documentó las fuertes contrastes entre la trama urbana y los espacios naturales que la rodean.

La muestra, en la que ha actuado como comisaria la profesora Matilde Carrasco Barranco, puede visitarse hasta el 30 de junio en el espacio expositivo situado en el  Rectorado de la UMU (edificio Convalecencia). Zsolt Bátori presenta una selección de las tres series de fotografías que realizó en 2018 sobre la relación entre dos partes características de la ciudad de Murcia y sus alrededores.

“La ciudad ha estado rodeada de huerta desde la Edad Media. Sin embargo, mediante un proceso lento pero sostenido durante las últimas décadas el desarrollo de la ciudad le ha ido ganando terreno tanto físico como culturalmente hablando a la huerta. Con todo, se pueden distinguir las dos partes, y ambas representan formas de vida, culturas y entornos diferentes. Con sus lindes siempre cambiantes, ellas coexisten, y la presencia de una en la otra se siente aun cuando ni siquiera puede verse”, explican el artista y la comisaria.

La exposición consta de tres partes: la huerta, la ciudad y la huerta y la ciudad. En la parte dedicada a la huerta, las fotografías reflejan la interrelación y coexistencia del campo labrado con las construcciones rurales originales, incluyendo las pequeñas capillas que son tan características del paisaje. En la parte titulada la ciudad las fotografías muestran la transformación del paisaje en un proceso lento que ha llevado décadas.

La parte final se ocupa de la huerta y la ciudad. Aunque la huerta y la ciudad se conciban como dos espacios distintos con modos de vida diferentes, sus fronteras no están trazadas de un modo claro, ni física ni culturalmente. “Lo orgánico y lo artificial se solapan habitualmente y de diversas maneras en la vida de la gente, y su coexistencia crea también un paisaje visualmente único. Es propio de la experiencia visual de Murcia toparse con escenas en las cuales la huerta y la ciudad, lo orgánico y lo artificial se juntan, de modo que uno puede observar el lento y silencioso combate que ambas sostienen por su futuro”, concluyen Zsolt Bátori y Matilde Carrasco.

Las fotografías de esta muestra fueron tomadas durante una estancia de investigación que, gracias a una beca concedida por la Fundación Jiménez de la Espada dentro de su programa de movilidad, cooperación e internacionalización, Zsolt Bátori realizó en Murcia.

Compartir

Somos una revista digital fundada en 2010 que ahora inicia una nueva etapa, con cambios en el diseño de la web y ordenación de los contenidos, pero el aliento fundacional sigue intacto: informar de la actividad creativa en la Región de Murcia en el ámbito visual.

Nuestro contacto: info@murciavisual.es