El refugio del tatuador

El tatuador de reconocimiento internacional Joaquín Ganga (El Palmar, 1991) ha cumplido su sueño: disponer de refugio propio cuando regresa a su tierra natal. Afincado en Los Ángeles, donde está la sede de su estudio principal, el creativo acaba de presentar en redes sociales su espectacular vivienda, ubicada en el borde mismo del parque natural de El Valle y con vistas privilegiadas de la ciudad y su huerta.

Joaquín Ganga ha sometido la vivienda, construida hace años por un conocido empresario murciano del sector sanitario, a una notable remodelación, auxiliado por la diseñadora de interiores Paola García (del estudio Área Exclusiva, con oficinas en Murcia y Madrid); por el también diseñador y pintor Gabriel Lass, quien alterna su residencia entre la Región y California, y por el arquitecto Juan Ignacio Becerra, que trabaja a caballo entre España y Argentina.

Ganga ha alcanzado una alta notoriedad en los últimos años gracias a las celebridades que nutren su clientela: especialmente, deportistas de élite y estrellas de la música. En algún medio de comunicación se ha podido leer que cobra hasta 100.000 dólares por un día de trabajo. Ya con esa posición económica claramente desahogada, el tatuador recuerda cuando vivía en un barrio humilde de El Palmar en un piso de 60 metros cuadrados con su familia de cinco miembros.

Lejos quedan, por tanto, aquellos tiempos en los que Ganga, con 7 años, empleó para comprar su primera máquina de tatuar el dinero que le habían pagado los dueños de una frutería por pintarles la fachada.

Compartir

Somos una revista digital fundada en 2010 que en el 2020 inició una nueva etapa, con cambios en el diseño de la web y ordenación de los contenidos, pero el aliento fundacional sigue intacto: informar de la actividad creativa en la Región de Murcia en el ámbito visual.

Nuestro contacto: info@murciavisual.es