El fallecido Alberto Corazón ha dejado en Murcia una abundante huella de su creatividad

El diseñador gráfico y pintor Alberto Corazón, fallecido el miércoles 10 de febrero en Madrid, ha dejado una profunda huella en Murcia, ciudad con la que mantenía estrechos vínculos. Autor de las identidades corporativas del Ayuntamiento y de la Universidad de Murcia, Corazón donó a la ciudad en el año 2013 alrededor de 2.000 piezas gráficas de su colección y protagonizó una exposición en el palacio Almudí en la que se revisaron cincuenta años de su trayectoria creativa.

Con la muerte de Alberto Corazón a los 79 años (nació en Madrid en 1942) desaparece uno de los más renombrados diseñadores gráficos del país. El creativo mantuvo un vínculo muy estrecho con la Región y, muy especialmente, con la ciudad de Murcia. El diseñador es autor de las identidades corporativas de dos de sus instituciones más señeras: la Universidad (en 2008) y el Ayuntamiento de Murcia.

Para este último organismo también diseñó el cartel de la Feria de Septiembre del año 2013, en el que hacía una llamada «abierta y genérica» a la celebración de la fiesta y la cultura. Con el fin de aglutinar en un sola imagen todo tipo de actividades que se dan en la Feria, el mensaje es «sencillo, sin iconografías anecdóticas», según informaron entonces desde el Ayuntamiento. Para las aplicaciones tipográficas del cartel, Alberto Corazón utilizó el mismo recurso aplicado a la identidad corporativa municipal que él mismo había realizado poco antes.

Para el consistorio de la capital también desarrolló un sistema de señales turísticas de identificación de sus monumentos más importantes, adaptadas a la imagen de marca diseñada por el propio Corazón.

Otros rastros del trabajo de Alberto Corazón en Murcia se pueden encontrar en el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Murcia, cuya identidad gráfica también realizó y cuya huella más palpable es un corpóreo con una gran A mayúscula situado en el paseo Alfonso X El Sabio, junto a la sede de la citada institución.

Alberto Corazón también fue el autor del interiorismo de un restaurante ya desaparecido que estaba situado en los bajos del edificio Azor, en el complejo de inmuebles de negocios existente entre Espinardo y la avenida de Juan Carlos I. También es suyo el Torso desnudo que se exhibe en el comienzo de la avenida Juan de Borbón.

En marzo de 2010, Alberto Corazón viajó de nuevo a Murcia para asistir a la inauguración de una exposición con sus pinturas más reciente, exhibida en la galería La Aurora.

El aprecio del diseñador por Murcia quedó demostrado de forma palpable con el anuncio de la donación a la ciudad de las más de 2.000 piezas que constituían su colección de obra gráfica. La donación se debió de producir a la desaparecida Fundación Murcia Futuro, dependiente del Ayuntamiento de Murcia.

La cesión de ese legado coincidió la presencia en Murcia de Alberto Corazón con motivo de la apertura en el Palacio Almudí de la exposición Trabajar con Signos, que mostraba los trabajos del diseñador durante cinco décadas, entre el año 1963 y la fecha de la exposición, en 2013.

Trabajar con Signos exhibió 261 publicaciones, 115 carteles, 3 esculturas en bronce, 30 maquetas y 11 obras originales, así como documentación sobre el desarrollo de algunos de sus trabajos más significativos. Esta exposición fue la primera de un diseñador español que ofrecía la posibilidad de acceder al catálogo mediante una aplicación disponible en  AppStore de descarga gratuita.

En su dilatada trayectoria artística, Alberto Corazón ha sido autor de las imágenes de numerosos organismos públicos y privados, entre ellos, Fundación Mapfre, Biblioteca Nacional, Círculo de Bellas Artes de Madrid, Junta de Andalucía, Tesoro Público o Casa de América. Fue también responsable del diseño del teléfono Domo, así como de la imagen de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Paradores, Anaya, ONCE o Cercanías Renfe, entre sus innumerables trabajos.

En 1989 recibió el Premio Nacional de Diseño. En el campo internacional fue galardonado con diversos premios en el área de la comunicación visual como el Arts Director Club de Nueva York, el British Design y el Design Council International. Dentro del trabajo de gestión artística profesional, además de presidir distintas entidades laborales y artísticas, fue comisario de la exposición Signos del Siglo: 100 años de diseño gráfico en España en el año 2000.

Es el único diseñador europeo que ha recibido la Medalla de Oro del American Institute of Graphic Arts, el más importante premio internacional en el área de la comunicación visual, que se otorga cada tres años y hasta ahora sólo lo han recibido cinco grandes maestros.

Ha sido presidente y fundador de la Asociación Española de Profesionales del Diseño y formó parte del comité de asesores del Parlamento Europeo para la regularización de la comunicación gráfica.

Compartir

Somos una revista digital fundada en 2010 que ahora inicia una nueva etapa, con cambios en el diseño de la web y ordenación de los contenidos, pero el aliento fundacional sigue intacto: informar de la actividad creativa en la Región de Murcia en el ámbito visual.

Nuestro contacto: info@murciavisual.es