Alineación de talentos en La Madrugada

Javier Moreno es un tipo que sabe hacer bien las cosas. Tras crear junto a otros miembros de su familia Pan Moreno, con varios establecimientos en el municipio de Murcia, decidió después su abrir su propio negocio: La Madrugada. Para ello, supo rodearse a acierto de algunos de los profesionales de la arquitectura y el diseño más descollantes de la Región. Pasen y disfruten de este delicioso proyecto.

El impulsor de La Madrugada ha cuidado con mimo cada detalle de su nuevo negocio, abierto hace poco más de un año en Beniaján. El interiorismo del local corrió a cargo de la arquitecta Laura Ortín; la búsqueda del nombre y la imagen gráfica de la marca es obra del estudio Rubio & Del Amo, con la participación de Enrique Guillamón como ilustrador. El uniforme de los empleados de tienda y obrador ha sido diseñado por Constanza Mas, mientras que La mata flor ha recreado un trigal en uno de los rincones del local, iluminado por una de las creaciones más reconocidas de Pott, la marca del alfarero contemporáneo Miguel Ángel García. Para completar la jugada, el video de presentación del proyecto es de Baikal. Todos ellos, talentos de la tierra.

En la construcción del interior del local se pretendió huir de la estética industrial o de aquella que recrea las tradicionales pastelerías francesas, tan repetidas ahora.

Para el obrador, visible desde la calle, se ha buscado una imagen bondadosa. “Las paredes rectas y curvas se revisten de azulejo color crema. El suelo es de terrazo tradicional, un material que amamos por su carácter fuerte y resistente además de una estética tradicional imperecedera”, explica Laura Ortín. En lo que respecta a la tienda, “se proyecta como un vaciado. Techos, paredes y mobiliario forman un continuum curvilíneo que se reviste manualmente de microcemento color tierra suave. Esa espacialidad onírica, algo surrealista, hace que la tienda te envuelva 360 grados; su suavidad y esponjosidad producen calma, sosiego y bienestar”, asegura la proyectista.

“La panadería está cargada de sutiles mensajes que transportan a un mundo de dualidad real-irreal. Al fondo, un trigal inventado, el origen, coronado por una lámpara de barro hecha a mano que sorprende su ligereza, trabajada como filigrana, miles de agujeros precisos muestran la luz”, afirma Laura Ortín.

Cuando la idea del nuevo negocio comienza a gestarse, Javier Moreno y el equipo de Rubio & Del Amo (que ya había trabajado para Pan Moreno) buscan el concepto que mejor lo defina. Así, aparecen las referencias en torno a la noche y al ámbito de los sueños.

“Cuando todo empieza o, mejor dicho, cuando nada ha empezado todavía. Ese momento poético de comenzar el día es la línea base de la identidad visual y verbal de La Madrugada . Un viaje onírico a ese momento de tranquilidad del que el panadero vive, piensa y sueña y, por supuesto, hace el mejor pan de la ciudad”, afirman los responsables del estudio.

“La base de la identidad visual es el color azul profundo, como el cielo de una madrugada, que permite destacar el producto y aporta singularidad. La tipografía camina a caballo entre el clasicismo de su serifa y la amabilidad de sus ojos abiertos. Por último, la ilustración es el elemento gráfico más discursivo que permite envolver el producto con pequeñas historias oníricas en las que Javier Moreno es el protagonista”, añaden.

Fotos: David Frutos y Cristina Navarro.

Compartir

Somos una revista digital fundada en 2010 que ahora inicia una nueva etapa, con cambios en el diseño de la web y ordenación de los contenidos, pero el aliento fundacional sigue intacto: informar de la actividad creativa en la Región de Murcia en el ámbito visual.

Nuestro contacto: info@murciavisual.es