Moho y Cartonlab cren un hotel autónomo y sostenible que puede instalarse en cualquier lugar

Los estudios murcianos Moho Arquitectos y Cartonlab han diseñado un hotel cápsula de 35 metros cuadrados que alberga tres estancias y puede instalarse en cualquier lugar. El proyecto lo califican de “autónomo, nómada y sostenible”. La primera unidad, producida por una empresa portuguesa, se ha instalado en el desierto de Gorafe, en Granada. Ya se pueden efectuar reservas para disfrutar de este peculiar hospedaje.

Este nuevo concepto de hotel transportable, denominado DistrictHive®, se desarrolla mediante un pequeño módulo de 35m2 dividido en varios espacios: cuarto de baño, cocina-estar-comedor y dormitorio (con una cama doble y dos individuales ocultas), disponiendo de armarios modulares multifuncionales y estanterías, así como de un cuarto de instalaciones donde se ubican los equipos técnicos. Cuenta también con una terraza abierta con tumbonas para poder observar las estrellas.

El proyecto “está orientado a fusionarse con el entorno; desde las estancias hasta las zonas exteriores de descanso se convierten en toda una experiencia inmersiva en la naturaleza”, explican desde Moho Arquitectos.

En el desierto de Gorafe (Granada) se puso en marcha hace unas semanas este proyecto turístico vanguardista que aspira a cambiar el concepto actual del hospedaje de lujo para viajeros que buscan nuevas experiencias y la inmersión en el entorno. Este hotel cápsula (también denominado podtel®) es solo el proyecto piloto de otras localizaciones en rincones igualmente recónditos y aislados.

DistrictHive es el primer módulo cien por cien autosuficiente y transportable que puede ser desplegado en cualquier terreno, incluso donde la construcción no es posible, según asegura Districthive LDA, la empresa radicada en la isla portuguesa de Madeira que ha impulsado el proyecto. El módulo “se ha diseñado desde una perspectiva multidisciplinar y entiende el turismo de una manera sostenible, ecológica y responsable. Se pone en valor la naturaleza accediendo a ella sin dejar huella. La incidencia en el territorio es nula a nivel ambiental ya que no se consume ningún recurso del lugar. Una vez retirado, la ubicación quedaría en el mismo estado en el que se encontraba”, afirman desde Districthive LDA.

Este eco-hotel es capaz de generar su propia agua a partir del aire y su propia electricidad mediante energía solar, incluso durante 4 días nublados. Además, dispone de instalaciones para la gestión de aguas negras transformando los residuos en cenizas, mientras que las aguas grises se filtran para su uso posterior en regadío.

“El podtel es una construcción totalmente industrializada que se ofrece terminada, se transporta al emplazamiento y en unas horas está lista para ser usada. No toca el suelo sobre el que se asienta, no tiene cimentación ni requiere de ningún tipo de canalización, ni tuberías, ni saneamiento. El sistema de apoyo desarrollado cuenta con 6 patas que, a modo de nave espacial aterrizada en Marte, se posan sobre el terreno”, señalan fuentes de la empresa promotora del proyecto.

La cápsula está controlada por inteligencia artificial. “Se ha construido un sistema propio y placa base que monitoriza todos los sistemas y el consumo de energía. Es intuitivo y ayudará a los huéspedes durante toda su estancia para garantizarles una experiencia de alta tecnología y conexión, mientras se relajan y disfrutan de los maravillosos paisajes en absoluta privacidad”, informan desde Districthive LDA.

Fotografías: Dani Guindo

Compartir

Somos una revista digital fundada en 2010 que ahora inicia una nueva etapa, con cambios en el diseño de la web y ordenación de los contenidos, pero el aliento fundacional sigue intacto: informar de la actividad creativa en la Región de Murcia en el ámbito visual.

Nuestro contacto: info@murciavisual.es