La exposición virtual 50 fotos con historia recoge imágenes de Chema Conesa y Díaz Burgos

Dos creativos visuales nacidos en la Región, Chema Conesa (Murcia, 1952) y Juan Manuel Díaz Burgos (Cartagena, 1951), forman parte de la exposición virtual 50 fotos con historia, que puede disfrutarse a través de internet hasta el próximo 23 de marzo. La exposición está organizada por Acción Cultural Española y el Centro Cultural de España en Miami a partir del libro publicado por Signo Editores en 2017. La muestra ha viajado por varias ciudades antes de ser ofrecida de forma online.

La fotografía elegida de Chema Conesa es del año 1989 y recoge una imagen de los barones Thyssen en una de las terrazas de Villa Favorita, en Suiza. Conesa comenzó su andadura como periodista en la sección de deportes de El País en 1976. Más adelante gracias a su destreza con la cámara se convirtió en narrador de los acontecimientos que sucedían en la joven democracia española. Es en los suplementos dominicales donde el fotógrafo ha desarrollado gran parte de su carrera, pasando por El País Semanal. En 1995 se incorporó a la redacción de El Mundo como subdirector de fotografía en su suplemento dominical.

Una de las labores más relevantes de Conesa se ha encontrado en la edición gráfica y el comisariado de diversas exposiciones fotográficas, medios para difundir la cultura fotográfica en nuestro país y enriquecer el tejido cultural del país. En este sentido, dirige la colección Photobolsillo, una serie de monografías sobre fotógrafos españoles editada por La Fábrica, así como de la serie de obras con números dedicados Català-Roca, Terré o Alfonso. Como comisario ha participado en muestras como Lusofonías de José Manuel Navia o Contactos de Ramón Masats.

Por su parte, Juan Díaz Burgos está representado en la muestra digital con la imagen de 1993 titulada El niño de la maleta. Díaz Burgos forma parte del grupo de fotógrafos que pueden presumir de su capacidad para aprender fotografía de manera autodidacta. Los Reyes Magos le trajeron su primera cámara, una Kodak Retinette. Sus primeras imágenes fueron tomadas en su entorno familiar. No fue hasta los 24 años cuando tuvo en sus manos una cámara réflex, una Canon FTb. Este autor de vocación humanista viajó a Perú en 1990 y se enamoró del país. A partir de ese momento Díaz Burgos muestra una especial admiración por América Latina. La emoción es un aditivo que Díaz Burgos sirve en plato frío a través de sus trabajos, en los que recoge fragmentos de la historia de estos países, sus gentes, su cultura y su paisaje. Partiendo de la premisa de que toda imagen es subjetiva, las fotografías de este autor murciano se presentan desnudas, acotando la información al lugar y el año de captura de la foto.

Su maestría en el campo de la documentación queda patente en Dios iberoamericano. En este proyecto están recogidas fotografías tomadas por Díaz Burgos desde 1982 hasta 2017. En este ensayo fotográfico confronta imágenes de contenido religioso y simbólico donde se aprecian similitudes y diferencias entre las manifestaciones culturales de España y Latinoamérica. Son 70 dípticos que muestran dos imágenes enfrentadas: una tomada en España y la otra en América

En 2001, Juan Manuel Díaz Burgos coordinó la puesta en marcha del Centro Histórico Fotográfico de la Región de Murcia. Esta institución conserva más de medio millón de fotografías de artistas murcianos, en las que se condensa el pasado y el presente histórico y artístico de la región. Díaz Burgos realizó una importante labor de recuperación de documentos iconográficos durante los seis años en los que mantuvo la dirección

La exposición 50 fotos con historia propone un recorrido por los últimos ochenta años de esta disciplina en España a través de 50 imágenes. Cada una de estas fotografías es el reflejo de una época, de una forma de entender la fotografía y de su correspondiente carga social. El recorrido visual se inicia con el estallido de la Guerra Civil, momento en el que reporteros gráficos —como Agustí Centelles o Martín Santos Yubero— se convierten en ojos y cronistas del conflicto. En la posguerra y años posteriores no dejan de surgir nombres propios —Ricard Terré, Ramón Masats o Joan Colom, entre otros— que moldean la fotografía de maneras muy diversas: a través del documentalismo, el retrato satírico, el fotoperiodismo o la fotografía de calle. La exposición continúa por una etapa de España que supuso, también en el lenguaje visual, una evolución necesaria: la Transición. En este momento surgen nuevos usos de la fotografía y nuevas voces —Alberto García-Alix, Chema Madoz, Pablo Juliá o Marisa Flórez— con discursos necesarios para una sociedad en plena efervescencia.

La muestra también transita por el auge del documentalismo y la mirada de los autores españoles al exterior que se inicia en los años 90 y continúa hasta la actualidad con autores clave como Cristina García Rodero, Navia, Isabel Muñoz o Sandra Balsells.

Compartir

Somos una revista digital fundada en 2010 que ahora inicia una nueva etapa, con cambios en el diseño de la web y ordenación de los contenidos, pero el aliento fundacional sigue intacto: informar de la actividad creativa en la Región de Murcia en el ámbito visual.

Nuestro contacto: info@murciavisual.es